Posts

Destination wedding photographer · Design · Photography · Videography · Fotógrafa de casamentos no Porto · Fotógrafos y vídeografos de boda en Soria · Fotógrafa de casamentos em Portugal · Iris Rangil · Available worldwide

 

Ana & Carlos - Boda en Zamora - ¿Por qué dejamos de jugar?

Reviso esta boda de 2017 y recuerdo lo increíble que fue aquel lugar, las personas, el ambiente, la sencillez combinada con el buen gusto. Mi pareja está cerca de mí en el momento en que preparo este post, y le muestro unas fotos de la piscina. Le digo: “Mira, esta es la boda más divertida en la que he estado.” Me responde sorprendido: ¿Eso fue una boda?

Hago por fin la selección, fue una fiesta que siempre reservé para publicarla en el momento justo, y ya sabemos que el momento justo nunca llega, que las cosas especiales hay que hacerlas hoy. Me retrasé dos años hasta ser hoy, pero ya la traigo, ya la cuento :)

Ana y Carlos celebraron una boda donde arriesgaron por todas partes, en un lugar donde no se celebraban bodas, llevaron un toro mecánico, llevaron canoas, llevaron un montón de detalles pero lo que acompañaba no era menos importante que todo eso: La naturaleza espectacular de los márgenes del río Duero, la lavanda silvestre, el señor que nos recibió en la casa y que se encargaba de traernos agua a cada momento, jamón a la novia y una sonrisa impoluta durante más de 12 horas de trabajo: Juan.

Nosotras solemos tener siempre esta sensación: no nos hace falta estar ni en un castillo ni en un palacio para sentirnos privilegiadas. El lujo es que nos traten con cariño.

Y al mirar todas estas fotos, al ver a les invitades de la boda revolcarse por la hierba, salir por el Duero en canoa, tirarse vestidos o en traje de baño a la piscina, y jugar con pistolas de agua contra niñes que no paraban de disfrutar, me pregunto: ¿En qué se convierte una celebración del amor? ¿En qué suele convertirse? ¿Esas etiquetas de instagram de #invitadaperfecta contra la que yo no podría estar más en contra qué significan? ¿Significan que tenemos que ir a celebrar el amor de dos personas creyendo que es una competición de glamour? ¿O vamos a disfrutar, a pasárnoslo pipa, a llorar de emoción, como cuando nos invitaban a un cumpleaños de pequeñes, y la casa del cumpleañere tenía jardín y podíamos buscar tesoros y reírnos como si no hubiese un mañana?

Creo que debe de llegar un momento en al menos nos cuestionemos en qué se ha convertido una celebración como ésta, y qué podría ser. Elegir con el corazón, fuera de las tradiciones, de las preferencias de los padres, de los dictámenes de cualquiera que no sean éses que celebran su amor.

Podrá ser un sacramento, una solemnidad para mucha gente, y eso está genial mientras lo sientan así, mientras no se disfracen. Para mí, esta boda que hoy os mostramos es una representación de lo que me gustaría vivir si en algún momento me casara (quitando la parte de la iglesia, porque en mi caso soy atea).

Sin intención de criticar que cada uno celebre como tenga ganas os pregunto: ¿Por qué dejamos de jugar?
Espero que en la imaginación al menos, mirando los recuerdos de este día, podáis trasladaros un poco a todo eso que se deconstruye, que deja de ser rígido, que pierde los protocolos, que es libre, y que disfrutéis tanto como lo hicimos nosotras fotografiando esta boda en Zamora.

(Pd. Encontraréis sólo fotos de preparativos de la novia y de la celebración post-misa/iglesia por petición de privacidad de la parte religiosa) :)

DETALLES

Organización, diseño, decoración: Emmme Studio

Vestido: Ernesto Terrón

Kimono/ropa interior previa/preparativos: Bata de Sfera

Zapatos Novia: Franjul

Ramo y tocado: Flores Pandora

Maquillaje y peluquería: Cult Peluquería

Celebración: Dehesa Congosta

Catering: G.H de Luz

Diseño gráfico: Emmme Studio


Boda en el Villar de los Alamos - Salamanca - Lola y Juande

Era la primera vez que teníamos la suerte de hacer una boda en el Villar de los Alamos y nos quedamos impresionadas con lo increíblemente bonito que es este lugar.
Lola me recibió nerviosa en su casa, pero creo que pronto se sintió a gusto para regalarnos a todos un montón de sonrisas y emoción, que es la combinación perfecta para que una boda sea una celebración de verdad. 

Juande nos mostró desde el primer momento que iba a dejar fluir también sus emociones (y las lágrimas), así que ambos nos regalaron una espectacular entrada a la catedral de Salamanca que hizo que todos moqueásemos o llorásemos sin contención (lo podéis ver este vídeo).

Las casualidades del destino hicieron que se conociesen en un viaje de negocios en Dubai y desde entonces no se volvieron a separar. Y así es como suelen surgir las mejores historias de amor, de lo inesperado, la improvisación y el impulso por dejar atrás lo que sea necesario para convertirte en compañera/o de vida de quien te hace recorrer el camino de manera más hermosa que caminando sola/o.

Lola y Juande se encargaron de que su boda fuese especial poniendo mucha atención a los pequeños detalles, que podréis ver en el resumen de fotos que os mostramos más abajo. El diseño gráfico precioso fue realizado por Srta Sandwich y aportó un toque diferente en la estética de esta fiesta.

Gracias, Lola y Juande por regalarnos otro día por el que merece mucho la pena ser fotógrafos de bodas. Esperamos que disfrutéis de este pequeño anticipo.

Detalles

Organización, diseño, decoración: El villar de los Álamos

Vestido y velo: Pronovias

Tocado: Lola Sevares

Pendientes: Pepe Alba Joyero

Kimono/ropa interior previa/preparativos:  Oysho

Zapatos Novia: Doriani

Ramo: Floristeria Milhojas (regalo especial de los mejores amigos de la novia) 

Maquillaje y peluquería: Mari Tina, peluquera de siempre de la novia  y maquilladora Cristina 

Traje novio, zapatos, etc: Camisa de Marco Magliotti, traje de Guglielmo G.

Zapatos: Luis Gonzalo

Ceremonia: Antigua Catedral de Salamanca

Celebración: El villar de los Álamos

Catering: LiliCook 

Diseño gráfico: Srta Sandwich 

Flores: Mayoflor

Ropa de niños: Martina (tienda chiquitilla de Granada), diadema de flores de las niñas: Mª Antonieta Complementos (Alcalá la Real)

Y aunque las fotos ya cuentan buena parte de la historia, si os habéis quedado con ganas de más, aquí tenéis el tráiler de su vídeo de boda:

Tamara & Raúl · Boda en el Palacio de Quintana

Tamara y Raúl nos enamoraron en la primera reunión que tuvimos en persona. Raúl estaba implicado y emocionado con el tema de las fotos, y nos contaba las ideas que tenía con muchísima ilusión. Al final de aquel encuentro creo que todos teníamos claro que lo íbamos a pasar increíble celebrando juntos el gran día, que justamente era la fecha de su aniversario de novios. 

Llegó el momento de poner en marcha todo lo que llevaban preparando durante casi un año, y desde el minuto uno nos trasladaron la alegría y la diversión de una boda llena de marcha. Idearon todo con atención a los detalles y eso se notó en cada rincón del Palacio de Quintana Redonda. Tamara llevaba un vestido precioso diseñado por Cristina Valenzuela (Valenzuela Atelier). El toque diferente y más divertido de todas las bodas en las que hemos estado presentes, fue la llegada de un grupo de mariachis, sorpresa preparada por Tamara para Raúl, que ama las rancheras. Su cara cuando aparecieron fue todo un poema, clavando los ojos directamente en ella. Sin decir nada se podía leer "eres increíble" en su mirada, y yo, que soy una romántica empedernida y amo la música latinoamericana, moría de amor y de emoción también.

De repente me habían devuelto al continente de la pasión y la alegría latina. Lo voy a recordar como uno de los mejores momentos que he tenido en toda mi profesión. 

El resto de detalles os los contamos con el resumen de fotos :) Esperamos que os guste tanto como nos gustó a nosotros estar detrás de la cámara y disfrutar de un día tan increíble.

Detalles

Vestido: Valenzuela Atelier 
Kimono: Oysho
Zapatos novia: Jimmy Choo
Ramo: Floristería Cid
Maquillaje: Lucía Prado 
Peluquería: Nazareth Mendoza Carrilo (peluquería M y H)
Traje novio: Canali
Zapatos novio: Fluchos
Celebración: Ermita Virgen del Camino (Abejar) y Palacio de Quintana
Catering: Maher Catering
Ropa de niñas: Madre de la novia
Tocado: Pequeña tienda del centro de Madrid (la novia no recuerda el nombre)
Mariachis: Mariachi Imperial Elegancia Mexicana
Alianzas: Manuel Ferrer